Una de las lesiones de rodilla más comunes es un esguince o desgarro del LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR (LCA), Los atletas que participan en deportes de alta demanda como el fútbol, fútbol americano y baloncesto tienen más probabilidad de lesionarse.

Si usted se ha lesionado un ligamento cruzado anterior, podría requerir cirugía para recobrar plena función de su rodilla. Esto dependerá de varios factores, como la severidad de la lesión y su nivel de actividad.
Aquí les dejamos más información.

TIPOS DE LESIONES

Más o menos la mitad de todas las lesiones del ligamento cruzado anterior ocurren con daño a otras estructuras de la rodilla, como el cartílago articular, el menisco u otros ligamentos.

Los ligamentos lesionados se consideran “esguinces” y se clasifican según una escala de severidad.

ESGUINCES

– ESGUINCES GRADO 1: El ligamento es dañado levemente en un esguince grado 1. Se ha estirado ligeramente, pero aún es capaz de ayudar a mantener estable la articulación de la rodilla.

– ESGUINCES GRADO 2. Un esguince grado 2 estira el ligamento al punto donde queda suelto. Con frecuencia se lo llama un desgarro parcial del ligamento.

– ESGUINCES GRADO 3. A este tipo de esguince más comúnmente se lo llama un desgarro completo del ligamento. El ligamento ha sido dividido en dos pedazos y la articulación de la rodilla es inestable.

Los desgarros parciales del ligamento cruzado anterior son raros; la mayoría de las lesiones del LCA son desgarros completos o casi completos.

CAUSAS

El ligamento cruzado anterior puede lesionarse de varias maneras:

  • Cambiando rápidamente de dirección
  • Deteniéndose súbitamente
  • Desacelerando mientras se corre
  • Aterrizando incorrectamente de un salto
  • Por contacto directo o colisión, como un placaje del fútbol americano

Varios estudios han demostrado que las mujeres atletas tienen una incidencia mayor de lesiones del ACL que los hombres atletas en determinados deportes. Se ha sugerido que se debe a diferencias en el estado físico, la fortaleza muscular y el control neuromuscular. Otras causas sugeridas incluyen diferencias en la alineación de la pelvis y extremidad inferior (pierna), mayor holgura en los ligamentos, y efectos de los estrógenos en las propiedades de los ligamentos.

SÍNTOMAS

Cuando usted se lesiona un ligamento cruzado anterior, podría oír un “crujido” y podría sentir que su rodilla cede dejándolo sin apoyo. Otros síntomas típicos incluyen:

Dolor con inflamación. En las siguientes 24 horas, su rodilla se hinchará. Sin tratamiento, la hinchazón y el dolor podrían resolverse por sí solos. Sin embargo, si usted intenta retomar los deportes, su rodilla probablemente estará inestable y usted se arriesga a sufrir daños adicionales al cartílago que acolcha su rodilla (menisco).

  • Pérdida del rango completo de movimiento
  • Dolor a la presión a lo largo de la línea articular
  • Incomodidad al caminar

DIAGNOSTICO

Durante su primera visita, su médico hablará con usted sobre sus síntomas e historia médica.

Durante el examen físico, su médico revisará todas las estructuras de su rodilla lesionada y las comparará con su rodilla no lesionada. La mayoría de las lesiones de ligamentos pueden diagnosticarse con un examen físico completo de la rodilla.

Otros exámenes que podrían ayudar a su médico a confirmar su diagnóstico incluyen:
– Radiografías (rayos-X). Aunque no mostrarán ninguna lesión a su ligamento cruzado anterior, las radiografías pueden mostrar si la lesión está asociada con un hueso roto.
– Resonancia magnética (MRI). Este estudio crea mejores imágenes de los tejidos blandos, como el ligamento cruzado anterior. Pero por lo general no se requiere una MRI para hacer el diagnóstico de un ACL desgarrado.

TRATAMIENTO

El tratamiento para un desgarro de ACL variará según las necesidades individuales del paciente. Por ejemplo, lo más probable es que el joven atleta que realiza deportes de agilidad requiera cirugía para retomar los deportes de manera segura. La persona menos activa, generalmente de más edad, podría regresar a un estilo de vida más sedentario sin someterse a una cirugía.

REHABILITACIÓN

En cualquiera de los dos casos, tratamiento con cirugía o sin cirugía, la rehabilitación juega un papel fundamental para retomar sus actividades diarias. Un programa de terapia física lo ayudará a recuperar la fuerza y el movimiento de la rodilla.

LIGAMENTO CRUZADO POSTERIOR (LCP)

Son lesiones poco frecuentes y generalmente ocurren al recibir un golpe el parte anterior de la tibia. Generalmente se presentan en actividades deportivas de contacto y accidentes automovilísticos.

**Requiere la valoración de un medico especialista en rodilla.

LIGAMENTOS COLATERALES

Lon lesiones que son causadas por fuerzas que desvían a la rodilla lateral o medial. Generalmente son lesiones por contacto y en la mayoría de los casos están relacionadas con actividades deportivas

**Requiere la valoración de un medico especialista en rodilla.

¿QUIERES AGENDAR UNA CITA?

Nombre*

E-Mail*

Doctor

Asunto

Mensaje

Los campos marcados con * son obligatorios.